RSS
"[...] un cineasta es como un vulgar mirón, un voyeour. Es como si la cámara fuera la cerradura del dormitorio de tus padres y tu los espías y te sientes asqueroso, te sientes culpable pero no puedes dejar de mirar [...]"

Nine





Nine, una buena idea que no terminó de cuajar. Quizás es así como mejor podríamos definir este nuevo musical de Rob Marshall que nos narra la historia de un director en crisis tanto a nivel artístico como personal y mental, siendo este el punto de partida y el epicentro de un largometraje que peca por su falta de fluidez.

A nivel interpretativo podríamos destacar una efectiva interpretación por parte de una Marion Cotillard que nos va a recordar continuamente por su caracterización en el film a una Audrey Hepburn repleta de elegancia y a su vez de infelicidad. En lo referente a la nominada Penelope Cruz, me gustaría decir que (pese a los prejuicios que tengo hacia ésta quizás por el simple hecho de ser una “Chica Almodovar”) su actuación es aceptable y en algunos momentos atractiva (sobre todo en su momento culmen con el sensual baile), sin embargo creo que en determinadas ocasiones se excede y roza (por no decir traspasa) la línea de la sobreactuación. Con respecto al resto del elenco interpretativo podríamos añadir que en mayor o menor medida -creo que Daniel Day-Lewis funciona bastante bien como Guido- están acertados, aunque no lo suficiente como para merecer mayor resalto.

Llegamos ahora a uno de los puntos en los que el film podría haberse resguardado, la trama y el consecuente guión. Desde mi punto de vista creo que tanto director como guionistas tienen amplios conocimientos cinematográficos, sobre todas sus problemáticas, debates e intereses. Sin embargo, a la hora de intentar transmitirnos todo esto de manera excesivamente resumida no logran su objetivo de la forma más lícita, quedando en la mente del espectador una maraña de ideas que no puede llegar a encajar adecuadamente.


Por otro lado no todo son contras para esta película del director de Chicago”, si no que me gustaría recalcar un exquisito tratamiento artístico de la imagen, desde los diferentes escenarios que nos muestran “la parte trasera” del cine, hasta los cuidados juegos de iluminación, dónde destaca la utilización de luces cenitales y los planos oscuros con elementos remarcados que abarcan la mirada del espectador.

Igualmente podríamos destacar la presentación tanto inicial como final de los diferentes personajes que van a intervenir y/o han intervenido como original y bien planteada. Sin embargo en lo referente a su parte musical me gustaría añadir que pese a que algunas de
estas coreografías y canciones están bien enlazadas con el desarrollo de la trama y nos presentan tanto el mundo exterior como interior del protagonista, otras aparecen sin justificación alguna, como la imperiosa voluntad por parte de alguien de introducir esas secuencias a cualquier precio, lo que le da una apariencia de incongruencia al conjunto del largometraje.

Finalmente, dentro de los aspectos técnicos, querría subrayar un bien tratado trabajo de montaje que alterna diferentes imágenes sin una línea temporal fija y que nos ayuda a comprender un poco más por que cauces se dirige la historia que se nos está narrando, dotándola de una mayor uniformidad que como ya he dicho se ve atacada desde otros flancos.

Por tanto y para concluir, podría decir que se trata de una película que no nos deja el sabor de boca que debiera debido a su falta de ritmo y que se podría haber titulado “Lo que pudo haber sido y al final no fue”.


Puntuación: 5.5

9 comentarios:

angel dijo...

¿En que mejora a Ocho y medio?

Kiryu dijo...

La verdad es que no he podido disfrutar del film de Fellini. Sin embargo, aunque están relacionados, según tengo entendido esta película no es un remake de "Ocho y medio" sino que intenta acercarse lo máximo posible al musical, Nine, que surgió a partir de la película que mencionas. Si tu has visto ambas me gustaría conocer tu opinión al respecto ^^.

Un saludo!

Ismael Cruceta dijo...

Totalmente de acuerdo contigo, tan sólo decirte que esperaba más de Day-Lewis, y bueno, yo resaltaría también a Judy Dench.

Una película que como bien dices, pudo haber sido y no fue...

Saludos!!

Onetwothree dijo...

No soy fan de los musicales, Chicago no me convenció, y según tengo entendido es un copia, no remake si no copia, de la obra de Fellini así que para eso me veo la original.

Kiryu dijo...

Ismael, estoy de acuerdo en que a Day-Lewis se lo podría haber sacado más partido, aunque como ya he dicho, no lo hace mal. Con respecto a Judy Dench estoy de acuerdo contigo, su trabajo es resaltable.

Onetwothree,la verdad es que como ya he dicho no he podido disfrutar de la original pero lo haré para comparar adecuadamente, aunque es bastante posible que siga más o menos la misma línea.

Gracias por los comentarios, un saludo!!

Lara Tuyaret dijo...

Hola Kiryu, comparto con vos lo que has destacado de las interpretaciones de Cotillard y Day-Lewis y la hermosa fotografía. Sin embargo, creo que el despliegue coreográfico es impresionante y yo no lo persivi descolocado de la trama, sino más bien me pareció que juega mucho con lo simbólico y eso es de destacar. Algunos cuadros sí son un poco extensos y pueden resultar un tanto tediosos para aquellos que no son amantes de los musicales.
Te felicito por tu observación acerca de la técnica empleada en la peli, ya que la has realizado con mucho criterio. Saludos!

Lara Tuyaret dijo...

Una cosita más con respecto a la foto. Yo tuve la suerte de ver esta peli en el cine y me impresionó muchísimo una toma en la que Guido Contini está en plano medio, en contraluz y de fondo se ve la pantalla del cine. Cuando lo vi, me dio la impresión de que Contini estaba ahi mismo en la sala, sentado frente a la pantalla! Me impresionó muchísimo. Un logro y sin utilizar la técnica del 3D, sobreusada hoy en día. Saludos otra vez!!

Carolina Pardo Delgado dijo...

Kiryu, una reseña muy detallada. Felicitaciones! Definitivo que lo mejor de este film es el apartado artisitico y el diseño de vestuario, por aparte, no veo esa nominación de Penelope, hasta parece ridicula. Y a Marion Cotillard la dejan a un lado. Hay que ir a revisar que les pasó a los de la academia ahi...

Mi escena favorita, la primera de Day Lewis en blanco y negro. Como homenaje tiene todas las buenas intenciones pero hollywoodear lo italiano, parece que no se pudo...

Por algo el cine europeo le gana la batalla a Hollywood cuando no hay efectos especiales de por medio.

Abrazos y gracias...

Kiryu dijo...

Lara Tuyaret, estoy de acuerdo en que la escena que destacas a contraluz con la pantalla de cine como telón de fondo es muy impactante. Muchas gracias por la aportación ya que apenas recordaba ese gran momento de la película.

Carolina, estoy totalmente de acuerdo en lo que dices. Desde la interpretación de Cotillard, muy por encima de la de Penélope Cruz, hasta el fracaso de intentar llevar a buen puerto el, como destacas, "hollywoodeo" de lo italiano.

Muchas gracias por vuestros comentarios ya que complementa ampliamente el mío. Igualmente os ruego que me disculpeis por la tardanza a la hora de contestar a vuestras aportaciones. Mea culpa por no haber revisado el post antes.

Un saludo!

Publicar un comentario

 
Copyright 2009 PopCorn & Films. All rights reserved.
Blogger Template by Blogger and Blogger Templates.
Bloggerized by Miss Dothy